Buscar en ADSADN Buscar en Google

27/1/09

Falsas esperanzas en las noticias de ciencia.

A ver. Estoy un poco calentito. El jueves 22 de enero de 2009 apareció este artículo en el periódico ADN: "Un fármaco contra la diabetes es anticáncer". ¡Ya está! Con este titular, todos curados. Venga, así, ¡a pelo!

Pero aún hay más. Durante el artículo se nos habla de la metformina, fármaco utilizado para el tratamiento de la diabetes de tipo II. Leyendo el artículo se nos informa que, según las investigaciones del ICO y el IdIBGi de Girona publicadas en las revistas Cell Cycle y Annals of Oncology, la metformina tiene también "un efecto anticancerígeno en uno de los cánceres de mama más dañino, el llamado HER2 positivo".

Un par de cosas:

  1. Es de buena educación citar a los firmantes de los artículos. Normalmente se suele citar al primero -el que ha hecho la mayor parte del trabajo- y el último -normalmente el que ha dirigido el trabajo. Pero no poner nada es feo. Los firmantes de ambos artículos son: A. Vazquez-Martin, C. Oliveras-Ferraros, S. del Barco, B. Martin-Castillo y J. A. Menendez.

  2. Los artículos son de libre acceso. Ya sabemos que en la versión impresa no se pueden poner links, pero sí se puede poner que son de libre acceso. En la versión digital si que no tiene perdón el obviarlos. Aquí los tenéis: El artículo del Cell Cycle y la carta al editor del Annals of Oncology


Y ahora al tajo. ¿Pero a qué demente se le ocurre titular así un artículo de esta índole? ¿En base a qué se ha redactado el contenido de la noticia? Supongo que de la espectacularidad. Los trabajos son interesantes, estoy de acuerdo. Y siendo nacionales, se merecen estar en el periódico, como otros muchos trabajos de investigadores del país. Pero el tratamiento de la noticia es un atentado contra la decencia. A ver. Si tuviésemos la desgracia de sufrir o conocer a un familiar cercano que padeciese "uno de los cánceres más dañinos, el HER2 positivo" (sic), ¿no pensaríais, tras leer el periódico, que queréis que os apliquen este tratamiento milagroso? ¿No reclamaríais a gritos una inyección de metformina, por caridad? Si no os lo diesen, ¿no pensaríais que vuestro oncólogo es un inútil que no está al día de las ultimas "noticias"? ¿No empezaríais a dudar de todo? ¿Y si la cosa fuera a más... ? No quiero ni pensarlo.

Tal y como está redactada la noticia, es falsa. Lo que han confirmado los investigadores de Girona, en sendos artículos válidos y aceptados por dos revistas diferentes, (y si el cansancio e ha peritido entenderlo bien) es que la metformina disminuye la cantidad de HER2 expresada en células, que interfiere en la vía de señalización de la AMPK-survivina, y que, sorprendentemente, la metformina realiza estas acciones a través, precisamente, de la HER2. Todos estos resultados se han obtenido en células en cultivo. No hay ni un sólo experimento en animales; ni, muchísimo menos, en humanos.

¿Creéis que estos resultados, por interesantes científicamente que sean, merecen un tratamiento tan superficial y sensacionalista? ¿Las falsas esperanzas que genera no deberían hacer reflexionar al redactor? ¿Sabía lo que se hacía? Lo peor, es que creo que sí.

Añadido posterior: Diana ha buscado en la página clinicaltrial.gov si había algún tratamiento con metformina en fase clínica en humanos. Sí lo hay, éste, pero está en fase I, la más temprana, en la que sólo participa un reducido número de pacientes. Los resultados de los artículos comentados más arriba servirían, en este caso, para afinar mejor el tratamiento o la adecuación del mismo a cada uno de los pacientes.

2 comentarios:

José Antonio Garrido dijo...

Salva, entiendo tu indignación, pero puede mirarse desde otro lado -será que hoy estoy de buen humor...-. Hace unos años se nos hacía difícil encontrar el eco de artículos publicados en revistas como éstas en medios de comunicación masivos. Sin duda, ésta es una clara señal de cómo ha cambiado la visión que se tiene de la ciencia y el interés creciente de la sociedad por ella. Por otro lado, artículos como éste transmiten la sensación de que el dinero público -porque el grupo pertenece al instituto catalán de oncología- se está empleando bien.

También es verdad que puestos a hacer las cosas, qué les hubiera costado hacerlas bien. Pues tienes razón, pero, por suerte o por desgracia, los periódics viven de vender ejemplares, y titulares como los que nos da el periodista de turno es una clara invitación a seguir leyendo y a seguir comprando.

Así que comparto, aunque sólo sea parcialmente, tu indignación, pero extraigo lo positivo del "disparate". La divulgación científica comenzó a gatear hace apenas cuatro días y ahora toca dar esos pasos desordenados y anárquicos que acabarán por trazar un camino asfaltado. Pero hasta llegar a ese punto tendremos que pasar por estaciones como ésta.

Un abrazo.

José Antonio Garrido

Salva dijo...

Tienes razón, José Antonio. Antes nos quejábamos de no tener nada, y ahora que tenemos algo... nos quejamos de que no esté bien hecho. Pero creo que es un cabreo "digno" y justificado, ya que el daño que pueden hacer estos titulares son enormes. Es como si alguien escribiese a día de hoy un titular como: "El centro de Estudios Económicos tal demuestra que se pueden comprar pisos por 10.000 euros", sin decir que es un estudio hecho en otro país, o basado en un simulador. Aunque fuese rigurosamente cierto y el estudio dijese lo de los euros, se le achacaría al autor una mala información, o, como mínimo, una tergiversación a sabiendas. Y se le tildaría de "poco profesional", como mínimo. Pero, claro, la ciencia es "cultura de segundas", una ensoñación de un grupo de poetas que no sabían escribir poesía y que, incapaces de pintar la naturleza con metáforas, se dedican a describirla con fórmulas... Divago.

En lo que sí que estoy total e incondicionalmente de acuerdo contigo es en lo de las sensaciones que transmiten estas noticias de que se está inviertiendo bien el dinero en investigación. Pero, con titulares así... ¿a costa de qué?