Buscar en ADSADN Buscar en Google

10/2/08

Biotolk. Cruces. 1 de 10. Presentación

Empezamos hoy un conjunto de nuevas series divulgativas, BioTolk: la Biología de la Tierra Media. En ella trataré de utilizar el maravilloso mundo creado por J.R.R. Tolkien para explicar diferentes conceptos de la biología. En principio intentaré que puedan ser leídos por no-biólogos y no-frikis: los conocimientos previos requeridos de ambas materias no serán nada complejos. Ver las películas ayudará. Leerse los libros, aún más.

Para abordar esta serie partiré de una sencilla premisa: Todo lo que está escrito en los libros de Tolkien es verdad. Así no podré escaparme por la tangente y deberé darle una explicación convincente. Supondremos que el mundo que imaginó Tolkien ha existido, existe o existirá en otro lugar, universo o realidad alternativa (como más gustéis).

En fin, espero que os guste y que disfrutéis con este ejercicio de frikismo de grado 4. Seguro que yo lo haré (+20 a la siguiente tirada).

La atracción entre especies: Cruces
Presentación de las “especies” de Tierra Media.

En los capítulos de esta sección trataremos el tema de los cruces entre las diferentes “razas” del mundo de Tolkien. Tomémonos un segundo para repasar las grandes razas de las que hablaré en estos capítulos:
  • El dios supremo quería crear individuos inteligentes, pero el dios de la tierra se le adelantó creando a la raza de los enanos. Mineros, bajos, extremadamente peludos y muy robustos. Cuando el dios supremo se enteró hizo que el dios de la tierra pusiera en pausa su proyecto. Es parecido a lo que pasa cuando se para una obra a la espera que venga el político de turno a hacerse la foto.

  • Los elfos fueron los primeros creados por el político; perdón, por el dios supremo. Son altos, esbeltos y tienen multitud de características increíbles: no dejan huella en la nieve, ven en la oscuridad, son inmunes a enfermedades y venenos, e inmortales (excepto por heridas o pena). Por no hablar de las orejas puntiagudas y la ausencia de vello corporal (sin depilación). Bueno, todos excepto el comandante Haldir de la película de Peter Jackson, que podría encender cerillas con la mejilla.

  • Luego vinieron los humanos, también creados por el dios supremo, el cual debería de estar algo cansado. Más bajos, robustos, mortales, y con una peor defensa ante enfermedades y venenos, los humanos de Tierra Media no tendrán nunca el problema de considerarse la cima de la evolución.

  • No se sabe bien de dónde surgieron los hobbits, aunque Tolkien insinúa que provienen de los humanos. Son la raza más baja de todas, con grandes pies peludos y abundante vello, en general.

  • El dios malo (siempre tiene que aparecer uno), “pervirtió” a los elfos, creando a la raza de los orcos. Más bajos incluso que los humanos, presentan pieles oscuras y duras, colmillos afilados, visión nocturna y una vida larga, aunque no son inmortales.


Después de esta larga introducción, la semana que viene analizaremos si humanos y elfos son razas o especies diferentes…

3 comentarios:

Verónica dijo...

¡¡Eh!! Yo ya tengo ganas de leer el siguiente capítulo, ¿tengo que esperar una semana?...jo

Juanjo Vargas dijo...

¿Y los Númenóreanos?

Salva dijo...

Los Númenóreanos, al menos los reyes, son descendientes de medioelfos que escogieron ser mortales, aunque, como han comentado en otra de las entradas de esta serie (ésta, la cosa no es tan sencilla...