Buscar en ADSADN Buscar en Google

20/4/08

Biotolk. Cruces. 10 de 10. Enanos y hobbits

Acabamos esta serie tratando a la primera “raza” en despertar: los enanos de Aüle. Creo que lo voy a tener fácil. Los enanos son una especie distinta al resto de humanoides de Tierra Media. Sin discusión.

Que yo sepa no hay ningún caso documentado de cruce entre humanos, elfos u orcos con enanos/enanas, lo que da una idea de la distancia filogenética (la que hay entre especies) entre ellos. Pero, además, se dice que fue Aüle el que los creó utilizando un molde distinto del que utilizó el dios supremo. O sea que son tan diferentes que la mitología les atribuye moldes distintos.

Pese a todo parece claro que todos comparten un ancestro común, comparten demasiados rasgos como para no tenerlo: caminan erguidos, tienen el pulgar oponible, los ojos en posición frontal, etc… pero por alguna razón, sus caminos divergieron dando lugar a una nueva especie. Y esta razón puede ser, precisamente, el nicho ecológico y el fervor religioso.

Los enanos viven bajo tierra y se consideran hijos de un dios diferente del del resto, así que ni tienen la oportunidad, ni las ganas, ni el permiso divino para reproducirse con los otros seres. Así que se recluyeron, sobretodo a las hembras, y se autoalimentaron en su fanatismo, hasta que llegaron a convertirse en una especie distinta.

¿Y los hobbits? El propio Tolkien dice que derivan de los humanos, y jamás se ha conocido tampoco ningún cruce entre humanos y hobbits, así que podemos inferir que han traspasado el umbral que separa las especies o están en ello. Pero, ¿por qué? Comparten nicho, franja horaria, costumbres, y hasta pipa, ¿cómo han llegado a crear esta barrera infranqueable de la especiación? Ah, chicos. El tamaño sí importa.

Acaba hoy la primera serie divulgativa de Biotolk: Cruces. Espero que hayáis disfrutado leyéndola lo mismo que yo he disfrutado escribiéndola. Nos leemos.

4 comentarios:

Draakun dijo...

Genial!!!
Creo que no me reía tanto hace tiempo. Lo mejor es que es jodidamente lógico.
Me lo apunto: los elfos de Tierra Media tienen 23 pares de cromosomas.

Salva dijo...

Me alegro de que lo encuentrs lógico. Ha sido el fruto de un trabajo de 4 años de investigación por lo que podrían otorgar más un cum laude en más de una universidad... es broma.

Por cierto, genial la entrada de tu blog! Concisa, directa, sincera. Perfecta. Me has hecho reir un rato.

Jejeje. Nos vemos!

Karatros dijo...

Me ha gustado mucho toda la serie de BioTolk, pero una pequeña anotación.

Entre los hobbits habia tres "subtipos" documentados y diferenciados por Tolkien: albos,pelosos y fuertes.
De los albos se dicen que eran amantes de las artes y que tenian un cierto aire elfico. Si asumimos esto como cierto, se hubiera producido en algún momento la descendencia hobbit-elfo, luego serían la misma especie, luego podrían ser los hobbits descendientes de los humanos, luego ¡tus postulados serían ciertos!.

Personalmente siempre he pensado que los hobbits son descendientes de la Casa de Haleth

Salva dijo...

Ei! Karatros! Sería exactamente como tu dices. Los hòbbits también serían de la "familia" de los 23 cromosomas...

¿Con quién se habrían cruzado los pelosos, entonces' Jejeje