Buscar en ADSADN Buscar en Google

30/9/08

Creacionismo...

Lo primero que haré será pedir disculpas. Disculpas porque en las reuniones de edición, el grupo de gente que escribe este blog determinó que hablaríamos de ciencia y que, por tanto, no daríamos cabida a todas aquellas cuestiones que, aunque salpiquen al mundo científico, no constituyen ciencia, como es le caso del creacionismo.

Prometo que trataré de abordar el sujeto desde el más frío análisis posible, y dejo al resto (como siempre) la puerta abierta para decir la vuestra, sea para matizar, contradecir o abundar en lo que quiero decir...


El caso es que, planeando sobre el ciberespacio, encuentro una noticia que me llama la atención en Yahoo Noticias (España): "Un creacionista desafía a los darwinistas con un premio multimillonario".
Resulta que un líder creacionista turco ofrece 10 billones de liras turcas (5,5 billones de euros) a quien pueda aportar un fósil de una etapa intermedia en el proceso evolutivo.

Intentaré ir por partes, porque en esta historia hay tantas cosas que chirrían que casi no se sabe por donde empezar...

Aspecto 1: Apostando fuerte
La cantidad ofrecida es atractiva ¿verdad? Ojalá los científicos pudiésemos encontrar ese fósil... Pero es que... YA TENEMOS fósiles como el que nos pide. El registro fósil, afortunadamente, nos ofrece ejemplos de especies ya extinguidas que constituyen el puente entre otras formas fósiles y formas actuales. El problema es que el señor creacionista turco (Adnan Oktar) se erige como juez del concurso, así que con rechazarlos... no hay premio.

Aspecto 2: Sobre qué base rechaza estos fósiles?

Según Oktar, todos los fósiles corresponden a formas de vida presentes en el mundo actual, y no hay ningún fósil que pertenezca a "uno de los extraños pasos intermedios que presupone la teoria de la evolución" (sic). Con esto, Oktar parece obviar el concepto de extinción (ya me diréis en qué categoria actual quiere meter a los dinosaurios... si es que cree en ellos). Para aclararnos, Lucy es un mono como los actuales, y no un enlace primate-humano... Y los archaeopteryx (gracias, Salva) mejor los olvidamos, ¿no?.

Aspecto 3: Jugando al despiste

Con todos estos fuegos de artificio y premios multimillonarios, nos ponen a todos a debatir nuestra capacidad de aportar o no ese fósil, pero... La teoría evolutiva está sustentada por más observaciones, directas e indirectas, que las proporcionadas por el registro fósil.
Las observaciones de los cambios en la variabilidad dentro de poblaciones animales actuales, unidas a toda la información que la genética molecular nos ha permitido desvelar, son más que suficientes para confirmar la dinámica sobre la cual funciona la evolución: Aunque todavía existen escuelas para hablar sobre cuales son los auténticos mecanismos moleculares sobre los cuales actúan procesos como la selección natural, lo que nadie discute es que hay una evolución de las especies.

Aspecte 4: Combatiendo en nuestro terreno.

La solución más práctica, de momento, entre ciencia y religión es la que se formula en "Los Simpson": "En el juicio la ciencia contra la religión, este tribunal declara orden de alejamiento: la religión se mantendrá en todo momento a 200 metros de la ciencia". Da risa, pero es la solución.
Los científicos no hemos ofrecido nunca un premio de 10 billones de liras turcas a quien nos traiga a Dios o una prueba irrefutable de su existencia, ni hemos iniciado nunca una investigación que tuviese por objeto principal desmontar los dogmas de la fe. Nuestro problema como científicos es que, en nuestra persecución del porqué de uno u otro fenómeno, de vez en cuando descubrimos algo que contradice un texto escrito hace unos cuantos miles de años (que dice cosas como que si eres mujer te quedes en casa, pero eso si que lo hemos podido contradecir, gracias a D... gracias a D... gracias a la lucha feminista, qué cojones).
En resumen, ¿Qué quieren de nosotros, desde la religión?

¿Porqué ellos, que tienen sus convicciones protegidas por un sistema perfecto e inviolable: todos los hechos refutan lo que creo, pero lo creo porque tengo FE, porqué ellos, digo, nos vienen a buscar a nuestro campo?

Parece como si la evolución fuese la única cosa que hubiese que combatir porque contradice la fe religiosa... pero muchas creencias religiosas están refutadas por la ciencia, sin que eso afecte a la posibilidad de asumirlas por la via de la fe. ¿O es que en algún lugar del subsuelo existen las grutas que conforman el infierno de la Biblia?

Aspecto 5 (y ya me callo): Ética periodística.
Comparad estas dos frases: "Un creacionista turco llamado Adnan Oktar ha lanzado un desafío a los Darwinistas" y "El biólogo y conocido ateo británico Richard Dawkins calificó el libro de ridículo". Lo habéis notado, ¿no? Primer punto: creo que Dawkins es más conocido como biólogo que como ateo. Segundo punto: ¿Por qué no "creacionista y conocido creyente turco?". La condición de ateo no necesita unirse a la de biólogo para refutar el creacionismo.
Como ya señalaba Salva en el artículo sobre "La razón estrangulada", el periodismo a veces no se aclara cuando habla sobre ciencia...

Para concluir, pido algo que me haría mucha ilusión: si algún biólogo y creyente lee esta entrada, le agradecería que nos comentase, para dejar claro que, aunque quizás no sean dos posturas fácilmente reconciliables, se puede defender la evolución sin perder la fe religiosa. Sólo hay que saber separar.

5 comentarios:

Salva dijo...

¡Venga! Se ha abierto la veda ¿Quién da más?

12 billones de euros a quien demuestre la teoría creacionista

Anónimo dijo...

Trescientos trillones de dólares a quien reúna, en la misma foto, a la Santísima Trinidad (sin trucajes)

Anónimo dijo...

Genial

José Antonio Garrido dijo...

Quim, comparto tu planteamiento y casi todo tu razonamiento, pero al final me queda la sensación amarga de que tú, al igual que "ellos", pareces querer dejar manifiesto la infinita distancia que supuestamente separa ciencia y religión. Pero no es así. Hay muchos científicos religiosos. En nuestro país, por ejemplo, uno de los más grandes, Juan Ramón Lacadena, nunca ha renunciado a su condición de católico. Y qué decir de Mendel, Plank o Einstein. Y del lado de la iglesia, Lamaître, sacerdote católico y astrofísico que propuso la teoría del “átomo primigenio” o “huevo cósmico”, llegó a decir: “Estoy convencido de que ciencia y religión son dos caminos diferentes y complementarios que convergen en la verdad”. Te invito a leer mi artículo, http://unavezelerizoyelzorro.blogspot.com/2008/06/ciencia-y-religin-la-historia-de-una.html,que escribí al respecto. Un saludo

Quim dijo...

Gracias por tu comentario, josé antonio.

Supongo que el problema es que siempre se da más publicidad a las opiniones más radicales, y no a las más conciliadoras.

Leeré tu artículo con interés.

Un saludo