Buscar en ADSADN Buscar en Google

17/11/07

Con vistas al futuro

Puedes pedir un bote de banderillas en medio de la noche, ponerte camisetas ajustadas y lucir barriga, te dejan sentarte en el transporte público, dejas de ser culpable de todos tus cambios de humor para que pasen a serlo tus hormonas… En fin, que todos te dispensan cuidados y muestras de cariño. Decididamente, las embarazadas son uno de los colectivos que más atenciones recibe. Hasta ahora yo pensaba que era porque despiertan ternura y cierta empatía en los demás congéneres. Pero empiezo a pensar que quizás no todo son gestos altruistas. Quizás algunos de los amables caballeros que te ceden el asiento en el autobús, no lo hace porque piense que aguantar el equilibrio con una mochila de 8 kilos atada a la cintura y unos tobillos que han doblado su perímetro a base de retener líquidos es más dificil de lo que parece, sinó que lo hace porque ha leido el artículo publicado esta semana en PloS.

Por el momento, se conoce bastante poco sobre los efectos en el feto del ambiente en el que se mueve la madre durante el embarazo. Sí conocemos, sin embargo, los gravísimos efectos deletéreos (es decir, mortales) que el estrés materno provoca en el desarrollo del feto, como malformaciones estructurales, aumento de la frecuencia de abortos, peso reducido al nacer y toda una serie de anormalidades en la conducta. Pero, ¿este efecto puede darse también al revés? ¿Una mayor actividad tanto social como sensorial y motora de la madre puede favorecer el desarrollo embrionario de su hijo?

Esta es la pregunta que se han hecho unos investigadores italianos, lo que les ha llevado a estudiar los efectos del ambiente materno sobre el desarrollo neuronal del feto, en concreto en el desarrollo temprano del sistema visual. En sus experimentos, realizados en ratas, mantenían hembras bien en jaulas estándares o bien en unas jaulas más grandes, de tres plantas conectadas por escaleras en las que había más de un recipiente con comida así como varias ruedas giratorias con las que jugar y objetos diversos distribuidos por la jaula. Claramente, los embriones de las hembras estabuladas en las jaulas “de lujo” mostraban un mayor desarrollo del sistema visual, detectable tanto a nivel funcional como molecular, debido a la anticipación de procesos críticos para la maduración neuronal, como la migración de progenitores neuronales y la muerte celular programada.
Así que, al parecer, el comportamiento de las futuras madres influye más de lo que pensamos sobre el crecimiento y desarrollo de sus hijos. De manera que, tan importante como evitar el estrés durante el embarazo, es el mantenerse en un ambiente estimulante para asegurar un correcto desarrollo nervioso del feto.

Y yo me pregunto: ¿qué sucedería si realizáramos el experimento en humanos? Yo sinceramente creo, que si mantuviéramos a las futuras madres en apartamentos triplexs dotados de todos los detalles para crear un ambiente estimulante para ellas, por supuesto sin ningún elemento generador de estrés, podríamos alumbrar una generación de pequeños geniecitos. Tan solo habría que hacer la prueba. Yo creo que el futuro de nuestra especie bien lo merece, ¿no estais de acuerdo?

3 comentarios:

Elena dijo...

No, si hay hasta mujeres que se ponen a escuchar Mozart pensando que así ayudan al desarrollo neurológico del feto (incluso antes del sexto mes, cuando todavía el feto no ha desarrollado el oído y ponerle música no sirve de nada!!!!!! XD), pero...
¿De qué sirve alumbrar geniecitos?
Después de van a poner a ver la tele como todos los demás, no pegarán ni brote en la escuela, no les enseñarán los mecanismod e evolución si no eligen la asignatura de biología, jugarán al mus en la facultad y engrosarán la lista del paro como todos los demás.
XD

Anónimo dijo...

Fernando Treviño, Mexico:
si, pero en lo que a capacidad neuronal y cerebral se refiere no hablamos de si los niños van a saber mas cosas que los demas al nacer
esto trata sobre su capacidad de aprender, el aumento de razonamiento, la capacidad de ver todo mas logicamente.
independientemente del nivel de educacion que reciban, la informacion sera asimilada de mejor manera, dandoles mejores oportunidades que a otros niños en las mismas condiciones (ya sean buenas o malas)

Ademas que a una madre le pagen por no estresarse y estar excesivamente comoda y feliz durante 9 meses no deve molestarle mucho

Cris dijo...

Yo estoy con Fernando, es más, alguno de los partidos debería incluir en su programa electoral el mantener a las embarazadas cómodas y felices durante su embarazo. A ves si así la próxima generación nos salva del desastre!!!
Bromas a parte, sigo estando con Fernando. La estimulación sensorial de las futuras madres no asegura niños más listos, sinó niños más preparados para aprender. Es nacer con un campo neuronal bien abonado. ;>